Sunday, 3 January 2016

Entre papiros y museos

En primer lugar quiero agradeceros la fantástica acogida que habéis dado a este blog y a la página que he creado en Facebook para él. Para celebrar los 1000 "me gusta" os traigo hoy un artículo especial, sobre los entresijos del trabajo egiptológico. 

El pasado verano pasé varios días en Berlín investigando en el Archäologisches Zentrum, gracias a la amabilidad de la conservadora de la colección papirológica, la Prof. Dra. Verena Lepper. En este centro se encuentra alojada la colección de papiros de los Museos Estatales de Berlín. Algunos de los papiros están expuestos en la sala de papiros del Neues Museum, al lado de la sala ocupada por el busto de Nefertiti, pero la mayor parte de la colección se encuentra archivada en el Archäologisches Zentrum, muy cerca del museo.

Archäologisches Zentrum, Berlín (Foto de Marina Escolano-Poveda)

Durante esos días, además de trabajar en los papiros que son actualmente el objeto de mi investigación, pude visitar el depósito donde se encuentra la colección papirológica, ordenada según la lengua y escritura en las que están escritos los papiros, con un código de colores. De la mano de la restauradora de papiros del museo, Frau Myriam Krutzsch, pude ver algunos de los papiros egipcios más importantes, así como un documento interesantísimo, el libro de registro de entrada de los papiros en el museo. Esto es lo que os quiero enseñar hoy aquí: 

Página del libro de registro de entrada de la colección de papiros de Berlín (Foto de Marina Escolano-Poveda)

En la fotografía podéis ver el registro de entrada de tres de los papiros más importantes para el estudio de la literatura egipcia. P. Berlín 3023 y P. Berlín 3025 son dos de las copias conocidas del relato del Campesino Elocuente, y P. Berlín 3024 contiene el Debate entre un Hombre y su Ba, y el Cuento del Pastor. En la primera columna tenéis el número de inventario que se dio al papiro, así como unas letras que indican los marcos en los que el rollo de papiro fue dividido y montado. Un elemento muy curioso de este libro de registro, y que nos muestra el proceso en el que los papiros eran estudiados una vez eran adquiridos por los museos, es la forma en que los papiros aparecen descritos. Cada entrada indica que se trata de papiros hieráticos. Como los textos no se habían podido estudiar todavía en detalle, tras una lectura rápida para ver el tema de que trataban, fueron titulados como "Erzählung vom...", es decir "relato sobre..." y la palabra clave del relato escrita en hierático en el caso de P. Berlín 3024 (la palabra es bA "Ba" para el Debate y nTr.t "diosa" para el Pastor), y en jeroglíficos en el caso del Campesino (sx.tj "campesino"). Posteriormente, en lápiz, otra persona añadió los títulos por los que estos relatos son conocidos hoy en alemán, Lebensmüde, Hirte y Bauer respectivamente. El registro indica además el número de líneas que tiene cada relato, el color del papiro, y la datación, el Reino Medio en todos los casos. Estos registros de entrada son de la primera mitad del s. XIX.

El trabajo en colecciones museísticas y papirológicas no sólo nos permite conocer más sobre el mundo antiguo, sino que nos acerca a detalles interesantes sobre la historia de nuestra disciplina, así como a aquellos investigadores que nos precedieron en el estudio científico, y que en muchos casos siguen guiando nuestros pasos. 

La autora trabajando con papiros durante el verano de 2015 en el Archäologisches Zentrum, Berlín (Foto de Loreleï Vanderheyden)



11 comments:

  1. Muy interesante, no sabia como se archivaban, ni como los databan. Me ha gustado mucho. Gracias por compartir con nosotros.

    ReplyDelete
  2. ¿Los que tienes delante son los originales? ¡Qué emoción si es así!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sí, son los originales, fue un privilegio poder pasar esos días estudiándolos, y pudiendo consultar con una experta del calibre de Frau Krutzsch.

      Delete
  3. El detalle del registro de los papiros no podía ser sino alemán.

    ReplyDelete
  4. Efectivamente, es un registro breve pero metódico. ¡Igual que el Museo de El Cairo!. Debe ser apasionante estar tan cerca de esos papiros.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Muchas gracias, Pilar! Sí, es verdaderamente apasionante :)

      Delete
  5. Realmente interesante. No solo lo que se guarda en el museo, sino la manera de clasificación.

    ReplyDelete